Ciudad de Panamá. 09.04.2020

Lic. Heriberto Estribi . he@PanamaGS.com

 

Consecuencias de COVID para Latinoamérica.

 Las perspectivas de recuperación para Latinoamérica post COVID, son poco alentadoras. Un reporte reciente de Oxford Economics, lamentablemente señaló que los países Latinoamericanos serán los más afectados por el impacto de esta enfermedad.  

 Conforme a la “Cumbre virtual de Líderes del Grupo de los Veinte (G-20) sobre la pandemia COVID-19” (1) celebrada el 31 de marzo de 2020, se dejó claro que la recuperación de la crisis de la COVID-19 deberá “conducirnos a una economía mundial diferente”, lo cual significa que el modelo de hacer negocios en Panamá deberá también adaptarse a ese cambio, inevitablemente.

 El Fondo Monetario Internacional ha dicho claramente que para el 2021, “habrá una recesión de mayor dimensión que la ocurrida en el 2008” (2). Se pronostican devastadoras consecuencias económicas, junto a explosiones sociales en toda Latinoamérica. Los jóvenes tendrán menos opciones laborales, y los pocos trabajos que existan, tendrán salarios muy bajos. Además, muchos emprendimientos, pequeñas y medianas empresas, no soportaran el golpe económico, por el bajo consumo del latinoamericano. 

Se estima que Latinoamérica podría volver a un estado previo COVID, para el 2030; y todo dependiendo de las medidas económicas solidarias que tomen los países del G20 junto a las políticas “especiales” de apliquen las entidades financieras internacionales para nuestra región.

Por un lado, México sería el mayor afectado en el sector turismo y hotelero, debido al “factor miedo” desatado por el virus; incluso meses después de que el brote retroceda en Latinoamérica.  Así también, países exportadores suramericanos tradicionales como: Brasil, Argentina, Chile, Perú, Colombia y Venezuela, disminuirían la venta de café, azúcar, plátano, cobre, petróleo, hierro y materias primas, por la estrepitosa caída de la demanda mundial de este tipo de comodities, producto de la actual pandemia global.

Consecuencias de COVID para Panamá.

Canal de Panamá.  Aun considerando que Panamá no es un país tradicionalmente exportador, ni productor de materia prima, o industrializado, por la inevitable baja en la exportación de productos de nuestros vecinos suramericanos, sumado al bajo precio del petrolero y la poca contratación de transportes marítimos en los meses venideros; los altos flujos de naves y mercancías que pasaban a través del Canal de Panamá, previo COVID, a razón de “13.795 buques, con más de 442,1 millones de toneladas de carga para el 2019” (3), podrían verse obviamente afectados considerablemente para el 2021.

Sectores Beneficiados.  Definitivamente que algunos sectores económicos en Panamá saldrán airosos de esta crisis, como las ABARROTERIAS, SUPERMERCADOS, FARMACIAS, DISTRIBUIDORAS DE ALMEMENTOS, PRODUCCION AGRICOLA y PRODUCTOS DE LIMPIEZA, entre otros nichos relacionados.


Sector informal e independientes.   Por otro lado, a pesar de haberse establecido durante esta cuarentena un paliativo económico con el “bono solidario dirigido a grupos vulnerables”,  este tipo de soluciones no permeará en la clase media o grupos de profesionales independientes del país (4) (como: corredores, profesionales, abogados, arquitectos, contadores, entre otros), aun siendo quienes más aportan a la Caja de Seguro Social y el Seguro Educativo de la nación; sin hablar del fuerte impacto que la próxima recesión económica para el 2021 causara a los más de 670,000 panameños (5), que según informe del Sindicato de Industriales de Panamá (basado en cifras del Instituto Nacional de Estadística y Censo de la Controlaría General), existen en nuestro país, sin contrato de trabajo y sin cobertura por seguridad social.

Gatos y Consumo.  Lamentablemente debemos aceptar el hecho de que aún posterior al levantamiento de las medidas de urgencia sanitaria, se dará una baja en los sectores turísticos, hoteleros, bares, entretenimiento y transporte internacional; sumado a una contracción en los sectores de la construcción, inversión financiera y comercio al por menor, por la consecuente decisión del ciudadano de “contener el gasto” y “bajar el consumo”.

Bancos.  Considerando la gran utilidad neta del sistema bancario local para el 2019, de aproximadamente 1,850 millones de dólares (6), al no existir un Banco Central que controle los políticas financieras en el sistema bancario panameño; los bancos privados se verán en la necesidad de tomar una decisión casi “humanitaria” a favor de empresas y ciudadanos para ofrecer financiamiento a bajos intereses con requisitos mínimos, tanto para independientes, como para micros -medianas empresas, a fin de que estos logren sostener sus gastos operativos por un largo periodo, reduciendo así el efecto de “despidos masivos” (aumentando la liquidez en el panameño), para con ello finalmente fomentar el  “consumo” de bienes y servicios locales; aplicando así una solución práctica en el buen estilo de la teoría económica “Keynesiana” clásica.

El dolar.   Finalmente, no se puede dejar de considerar el efecto domino que se produciría en Panamá, de darse una debacle del dólar por efecto del COVID19 en los Estados Unidos. 

Pero, muy por el contrario, mientras los mercados de valores caen en picada en el mundo, el dólar frente a otras monedas ha aumentado su valor, ya que el temor de un impacto económico global ha conducido en los grandes inversionistas a utilizar el dólar americano como un “refugio para sus capitales”, siendo un efecto al menos positivo para la economía dolarizada panameña, dentro de esta pandemia.

¿Qué camino entonces debería tomar Panamá post COVID?

Variables internacionales.    Varios factores internacionales afectaran el futuro económico de nuestro Panamá. Pero para lograr salir de la futura crisis económica (o al menos lograr llegar a flote a corto plazo), Panamá debe ser muy selectivo en aplicar las propuestas de organismos internacionales, en cuanto a cuáles “si” son viables para nuestra particular economía interna, y cuales “no”; considerando las únicas características de nuestra economía de servicios, probadamente diferentes del resto de los países de Latinoamérica.  

Variables locales.   Pero algo que, si podemos controlar, son las “decisiones internas” que nuestros gobernantes tomen post cuarentena.  En este sentido, lo óptimo seria que Panamá genere una estrategia de “imagen” para atraer inversores y divisas internacionales a nuestra economía.  Siendo así, Panamá debería generar normas, planes y/o programas bajo el concepto de: “Refugio para Latinoamérica y el Mundo Post COVID”.  

Referencia: Opinión económica sobre Panamá Post Covid por el FONDO MONETARIO INTERNACIONAL y BANCO MUNDIAL. / Reunión 2020 (Annual Meetings) Referencia de la información original en este enlace: http://envivo.bancomundial.org

Para lograrlo, Panamá debe dejar a un lado (o al menos por un tiempo) las calificaciones de listas y calificadoras de riesgo, para enfocarse en crear condiciones y leyes que logren convencer a los “pocos inversionistas internacionales que queden post COVID” que buscarán trasladarse a un “país de refugio seguro” para ellos, sus fondos y sus familias.  

Infraestructuras.   Siendo así, bajo esta misma estrategia de “nación refugio”, dentro del reducido presupuesto que el estado panameño seguramente manejará, posterior a la pandemia que nos afecta, se debería lograr el continuar con las obras de infraestructuras públicas ya iniciadas (Ej.: el cuarto puente sobre el Canal de Panamá), para dar una clara señal de que Panamá “seguirá adelante”. 

Inversionistas internacionales.   Por otro lado, además de aumentar algunos incentivos para atraer más multinacionales al país, Panamá debería crear leyes para atraer a “inmigrantes de alto perfil”, como inversores de: tecnología, de altos capitales y emprendedores de empresas verdes, y así lograr la importación de dinero líquido al circuito de la economía panameña.

  • Referencia de Cuadro: Análisis proyectado de posible re-activación de actividad económica en Panamá Post COVID19 preparado por Deloitte Panamá 2020.

Bienes raíces.    En cuanto al sector inmobiliario, aun cuando definitivamente los alquileres y la compra de inmuebles disminuirá; los promotores y desarrolladores deberían fomentar la construcción de unidades de “poco metraje” a precios bajos, para facilitar los arrendamientos, donde además de ofrecer sus amenidades tradicionales, ofrezcan en los proyectos: el abastecimiento de medicamentos, cercanía a hospitales, dispositivos inteligentes para la salud, y el acceso al abastecimiento de alimentos, y todo dirigido al concepto de “País Refugio” para clientes de la generación “Baby Boomer” (de alta liquidez), quienes finalmente han sido los más afectados por el flagelo de este virus.   

Todo lo anterior apoyado con políticas públicas para sector de bienes raíces: como la aprobación de algún tipo de leasing financiero para aumentar las promesas de compraventa, el retorno a la norma de exoneración de 20 años, para mejoras en propiedades, o la autorización a particulares para alquilar propiedades a corto plazo (para explotar el uso de plataformas de alquileres en línea), a fin de que el inversor  internacional pueda tener elementos de convencimiento para colocar sus capitales en inmuebles panameños, post COVID.

Profesionales.   En cuanto a nosotros los profesionales panameños, nos toca “re-inventarnos”, ya que el mundo NO será el mismo (7) post COVID. Conforme a palabras de expertos en negocios en línea, como Russell Brunson, los profesionales independientes nos veremos obligados a abocarnos a ofrecer nuestros servicios por “medios digitales y redes”, ya que, por esta cuarentena global, el mundo ha aceptado resignado, el pago y consumo de productos digitales en línea con plena confianza, como nunca en la historia.

E-economy.    Posiblemente la marca indeleble que dejará el COVID19 en la humanidad, definirá el fin de la “Era Digital”, y el consecuente nacimiento formalde la “E-ECONOMY”, a la cual todos los panameños, nos veremos obligados a participar, siendo la posible herramienta para lograr recuperar a nuestro querido Panamá.  

Opiniones Internacionales POSITIVAS para Panamá Post Covid19

MOODY`s 

La calificadora de riesgo Moody´'s, mantuvo el grado de inversión de Panamá en “BAA1” (8) con perspectiva a país estable, en medio del desarrollo de pandemia según informe dado a conocer el 15 de abril de 2020. El informe menciona que la perspectiva estable de Panamá, por su continuo crecimiento económico natural, le otorgar a un perfil crediticio del país frente a organismos de financiamiento internacional, lo cual lo colocara una posición privilegiada frente a los países vecinos latinoamericanos, en medio en medio de un entorno de la región de bajo crecimiento para la región causado por el COVID-19.

¿Cuál es el motivo? Panamá tiene a una trayectoria de crecimiento económico sostenido comprobado, con altos niveles de inversión, seguirá jugando un papel relevante para el renacimiento del comercio mundial, por su Canal.

Claro está que Moody´s es de la opinión que la pandemia de coronavirus impactará significativamente la economía panameña en 2020, como a todos los países latinoamericanos, pero aun a pesar de la des-aceleración económica, a muy mediano plazo, Panamá, mejorará su posición regional.

FMI y BANCO MUNDIAL

Según FONDO MONETARIO INTERNACIONAL y BANCO MUNDIAL en reunión de abril 2020 / Anual Meetings (9), se destacó también que dado elevado crecimiento y el buen manejo financiero Panamá por años, sumado al hecho de que es uno de los países en la región que tiene un buen nivel de grado de inversión en américa latina, produce una combinación excelente para su recuperación post pandemia.

La prueba está en que, en medio de esta grave situación mundial, se le permitió salir a los mercados internacionales de capitales, y colocar un considerable bono por un monto mayor a los 2 billones de dólares; demostrando la aceptación y acceso a los mercados aun COVID,

 Claro está que Panamá, como todos los países de la región será afectado, pero los financiamientos y apoyos internacionales no están cerrados para Panamá, con mucha más flexibilidad que otros de los países de la región.

_____________

Referencias:

  • (1) "LA RECUPERACION DE LA CRISIS DE COVID-19 DEBERA CONDUCIRNOS A UNA ECONOMIA DIFERENTE” - Antonio Gutiérrez - 9º Secretario General de las Naciones Unidas - https://bit.ly/3aZJYPR   
  • (2) “EL FMI Y EL COVID-19 (CORONAVIRUS)” - Fondo Monetario Internacional” - https://bit.ly/39ZgIaC  
  • (3) “TRANSISTO DE BUQUES POR CANAL DE PANAMA” - Agence France-Presse - https://bit.ly/34oDcRr
  • (4) “CLASE MEDIA CADA VEZ MAS REDUCIDA EN PANAMA” – EPASA – Clarissa Castillo - https://bit.ly/2K5RFbL
  • (5) “ESTUDIO DE ECONOMIA INFORMAL” - Sindicato de Industriales de Panamá -  https://bit.ly/3ekdG4q   
  • (6) “EL CENTRO BANCARIO PANAMEÑO CERRÓ CON MÁS DE 124 MIL MILLONES EN ACTIVO” - D´Panama News -   https://bit.ly/3ea5zau
  • (7) “PREPARA TU NEGOCIO PARA EL IMPACTO POSTERIOR AL COVID-19” – Mario Romero - Director de Impact Hub en la Ciudad de México - https://bit.ly/3aYO3DZ
  • (8) Government of Panama / Moddy´s Qualification Moody's Org ID:591640 - https://bit.ly/3aOCONu
  • (9) Opinión económica sobre Panamá Post Covid por el FONDO MONETARIO INTERNACIONAL y BANCO MUNDIAL en reunión /abril 2020 (Annual Meetings) https://bit.ly/2y7fRI4
  • Imagenes: www.unsplash.com 
  • Referencias de cuadro gráfico Deloitte Panamá - https://bit.ly/2JYAHMd

PGS ABOGADOS 

Ave. Samuel Lewis, SL55, PIso 17

(+507) 391-8878

mail@PanamaGS.com

Portales de información oficial sobre el COVID19:

___________

Análisis Económicos sobre post Pandemia:

___________

 

© Copyright ComoVivirEnPanama.com